Test de APGAR

Los valores de Apgar son una de las primeras cosas que nos preguntan los pediatras, psicólogos, psicomotricistas … de nuestros niños. Sabemos que son unos valores que tenemos apuntados en la libreta sanitaria y que se realizan al minuto de nacer, a los 5 minutos y, a veces a los 10 minutos pero, ¿sabemos algo más?

El Test de Apgar se llama así en honor a su creadora, la doctora Norteamericana Virginia Apgar del Columbia University’s Babies Hospital que en 1952 propuso un medio sencillo para evaluar la condición física del recién nacido y se difundió por todo el mundo por su facilidad y por ser un excelente indicador. También se usa como siglas que son :

Apariencia, Pulso, Gesticulación, Actividad y Respiración. Se evalúa la frecuencia cardíaca, el esfuerzo respiratorio, el tono muscular, la respuesta a estímulos y el color de la piel en base a una tabla de puntuación en la cual se asigna un valor a cada parámetro que va de 0 a 2.

Frecuencia cardíaca. Se evalúa con el estetoscopio y es el examen más importante, si no hay latidos cardíacos, la puntuación es 0, si es inferior a 100 latidos por minutos es 1 y si la frecuencia es superior a 100 latidos por minuto su valor es 2.

Respiración. Si hay ausencia de respiración se puntúa con valor 0, si las respiraciones son lentas se puntúa con 1 y si la respiración es normal y hay llanto se le da un valor de 2.

Tono muscular. Si el bebe está flácido, la puntuación es 0, si hay cierta flexión de las extremidades, la puntuación es 1 en tono muscular, si existen movimientos activos se le puntúa con un 2.

Respuesta a estímulos. Si no se observa ningún reflejo de irritabilidad frente a por ejemplo un pinchazo, la puntuación es 0, si hay gesticulaciones la puntuación es 1 y si la respuesta es positiva gesticulación y además hay  llanto, tos o estornudo  la puntuación es de 2.

Color de la piel del bebé. Si la coloración es azul pálido su puntuación es de 0, si tiene el cuerpo rosado y las extremidades azules es un 1 y si toda su piel es rosada la puntuación es de 2.

Esta evaluación se hace al primer minuto de vida y a los cinco. La evaluación del primer minuto indica el nivel de tolerancia del recién nacido al proceso de nacimiento y la de los cinco minutos evalúa la adaptabilidad al medio ambiente. Una puntuación inicialmente baja no indica que existan riesgos a largo plazo para el bebé, mientras que las maniobras de reanimación hayan sido las correctas y que la puntuación se normalice a los 5 o 10 minutos.

Una puntuación de 7,8 o 9 es normal y señal de que nuestro bebé está bien de salud, un 10 es difícil de conseguir nada más nacer por el color azulado de pies y manos. Cuanto mayor sea la puntuación, mejor será la evolución del bebé después de nacer.

Si la puntuación es menor de 7 puede deberse a un parto difícil, cesárea o que exista líquido en la vía respiratoria del bebé y seguramente recibirá oxígeno y despeje de la vía respiratoria para mejorar su respiración y estimulación física para mejorar el ritmo cardíaco. También pueden ingresarlo en la planta de Neonatología por unas horas para estar bien observado e investigar la causa de la baja puntuación. Aun así, un bebé puede tener una puntuación baja al primer minuto y una puntuación normal a los cinco minutos.

De mis tres partos, únicamente a mi bizcochete lo subieron a Neonatología, por cierto allí se que lo cuidaron con una dulzura extrema, en los otros dos partos, natural y cesárea gemelar, subimos directamente a la habitación.

Comments

  1. ¿Que mas nos puedes explicar?, ha sido maravilloso encontrar mas informacion sobre este tema.

    Saludos

    [url=http://www.carmenfernandezpsicologa.es]www.carmenferndandezpsicologa.com[/url]

Speak Your Mind

*