Mis primeras escaleras y amor «hijil»

Si, mis primeras escaleras, porque a pesar de ser las suyas, durante el tiempo que mi bizcochete se esforzaba por subir por primera vez esas escaleras marmóreas, mi cuerpo se hizo escalera para intentar fundirme con él en su esfuerzo. De piedra, así me quedé yo, preparada para grabar como al encontrarse con esos blancos peldaños, giraba su carita preciosa, me miraba, lo intentaba, pero daba media vuelta y seguía con su gateo-arrastril.

Pero no, mi chico valiente se puso de rodillas, levantó su culete, se puso de pie , alzó una de sus piernitas y comenzó a subir los escalones mientras que yo no daba crédito a lo que estaba viendo. Si ya sé que ahora lo importante es que gatee correctamente, pero SUS PRIMERAS ESCALERAS!!!.

Es fascinante comprobar como nuestros niños aprenden, no desfallecen ante los nuevos retos. Ya me gustaría tener a mí su fuerza de voluntad, su ánimo, su capacidad de aprender… Cada día puedo aprender algo de mis hijos, de cada uno de ellos, porque aunque mi bizcochete necesita de nuestra dedicación por su discapacidad, mis bizcochete-brothers necesitan de la misma atención, de la misma dedicación. Así que una mamá aprende a dividirse a la vez que se multiplica. Al primero de mis hijos lo amo con locura, cuando nacieron los mellizos en teoría matemática debería amar a cada uno de ellos incluido el mayor, una tercera parte de lo que amaba al primero y cuando nació el cuarto, mi amor «hijil» debería haberse dividido en cuartos, pero NO, las mamás tenemos la capacidad de amar multiplicando, oiga, que tengoe un hijo, pues lo amo con locura, que tengo dos pues el amor crece por dos, tres por tres.. y así sucesivamente…

En fin, que estoy feliz como una perdiz.

IMG_7688

Comments

  1. Precioso, es un campeón! Que alegría seguir sus avances por este blog!. Eres un referente para todas la madres que tienen un bebé precioso como tuyo y que necesita cuidados especiales! Espero que este blog sea un éxito y que se difunda entre todas las madres que lo necesiten. Un beso y un fuerte abrazo.

    • Gracias por tus siempre preciosas palabras, tú también eres ejemplo de mamá valiente y emprendedora. Ojalá este blog sirviera para ayudar a las mamis que les acaban de dar la noticia de que su hijo tendrá algún tipo de discapacidad y que descubran que en ningún caso es una carga, muy al contrario, es un motivo de lucha, de crecimiento personal, de valorar realmente lo que es la VIDA con mayúsculas.

Responder a admin Cancelar respuesta

*