Estimulación temprana. Del año al año y medio

¿Cuales son las habilidades de los bebes en esta etapa?

  • Caminan con ayuda.
  • Su postura preferida es estar sentado.
  • Saca y mete objetos de un recipiente.
  • Es capaz de hacer una torre con 3 o 4 cubos.
  • Sube escaleras con ayuda.
  • Dice dos o más palabras.
  • Ayuda a vestirse.
  • Come con los dedos.

Seguimos con los ejercicios recomendados por UNICEF para la estimulación de nuestros niños . Empezaremos con los ejercicios para la estimulación motora gruesa: Intentaremos que se ponga de pie sin ayuda, para ello desde la posición sentado le ofreceremos un juguete para que se levante y lo tome con sus manitas. También podemos jugar a levantarnos y sentarnos con una canción que podría ser está.

Cuando tengamos que guardar los juguetes, hemos de pedirle que nos ayude a guardarlos en el juguetero. Para ellos es un juego pero empezamos a enseñarle rutinas sociales. Imitaos mutuamente, intenta que imite tus gestos, que aprenda canciones y vosotros repetid cualquier movimiento o sonido que haga.

En una zona donde no existan objetos con los que pueda hacerse daño, dejadlo suelto, que se mueva a su antojo. Que intente trepar, que vaya de un lado a otro, que se sienta libre.

Átale una cuerdita a su juguete favorito y enséñale que estirando de la cuerda, puede acercar su juguete.

Si lo vemos con ganas de empezar a andar y ya domina el gateo, colocadlo con la espaldita pegada a la pared y llamadlo para que intente dar sus primeros pasitos hacia vosotros. o o

Estando sentando muévelo de un lado a otro para que pierda la verticalidad y que aprenda a recuperarla y que se enderece solito.

Movimientos finos y precisos de manos y dedos. Con una cuchara de plástico, madera, enséñale a golpear en un tuper o una olla y que haga «música». Con cuidado y vigilando que no se lo meta en la boca, enseñadle a meter pequeños objetos por la boca de una botella, pueden ser piedritas, canicas… conforme vaya dominando este juego, ofrecedle elementos más pequeños.

Se nos van haciendo mayores y hemos de recordar que los primeros dos años son importantísimos para su desarrollo posterior.

Enseñadle a apilar cubos, que empiece también a pasar hojas de los cuentos (para esta época que lo muerden todo, los que más me gustan a mí son los de plástico).

Si tenéis cerca la playa o un parque que tenga arenero, dejádle que experimente con la arena y una pala, un rastrillo, cubos de diferentes tamaños y colores.

Estimulando el lenguaje. Como hemos dicho antes es muy importante que repitamos todo lo que él dice. Juegad con él a que señale las partes de su cuerpo ¿Dónde esta tu nariz? ¿y la boca? intentad no utilizar diminutivos para que aprenda la palabra completa y que no utilice el   -ito -ita para referirse a las cosas.

Enseñadle canciones infantiles en las que se gesticule, para que pueda participar en el juego y repita los movimientos en cuanto reconozca la canción.

Habladle mucho como si pudiera entender todo lo que decis y pudiera conversar con vosotros.

Utilizad fichas para enseñarle colores o animales y repetid la secuencia para que empiece a familiarizarse con nuevas palabras.

Relaciones sociales. Cuando quede poco puré o yogur, permitidle que juegue con la cuchara y que intente comer solo. Enséñadle a decir «hola» «adios »  «por favor» gracias».

Speak Your Mind

*