Estimulación temprana De 4 a 6 meses.

A partir de los 4 meses, los bebes ya pueden sujetar ellos solitos la cabeza, a partir del sexto mes aprenden a darse la vuelta ellos solitos. ¿Qué debemos hacer para conseguir que nuestros bebés cumplan estos objetivos? Vamos a hacer un resumen de las recomendaciones de Unicef Mexico para esta etapa.

¿Cuales son las habilidades de los niños de 4 a 6 meses?

  • Mantiene la cabeza firme, la puede mover en diferentes direcciones.
  • Inicia el arrastre, de boca arriba pasa a boca abajo.
  • Sigue con la vista un objeto o persona hasta que este desaparece de su campo visual.
  • Mira un objeto que sostiene en su mano.
  • Emite murmullos, ríe, articula y localiza sonidos.
  • Utiliza una mano para apoyarse y la otra para alcanzar objetos.
  • Juega con las manos y ropa.
  • Reconoce el biberón y abre la boca para recibir la comida.
  • Conoce las expresiones de enfado y los distintos tonos de voz.

Motor grueso

Acuéstalo boca abajo, apoyado sobre sus antebrazos sobre una superficie plana y dura, colócate detrás de él y llama su atención para intentar que se gire hasta quedar boca arriba. Prueba a colocarle a la altura del pecho mientras está boca abajo, una toallita enrollada y sigue ofreciéndole objetos para conseguir que intente cogerlo con una manita mientras que se apoya en la otra. Otro ejercicio que podemos hacer es colocarle un juguete cerquita y empujarle los pies despacio con la palma de nuestra mano intentando que se arrastre.

Ahora lo colocamos tumbado boca arriba le tomamos de las manitas y despacio intentamos que se siente. Cuando esté sentado (con o sin ayuda) le balanceamos hacia los lados tomándole de los hombros y después podemos repetir hacia atrás y adelante.

Motor fino

Dale un sonajero y ayúdale a sacudirlo. Alterna las manitas. Permite que se lleve sus juguetes a la boca. Colócale objetos de diferentes texturas en las manitas y comprueba la reacción que provoca el tacto de cada material, puedes utilizar una esponja, una tela, una cuchara, un peluche….

Canta canciones a la vez que aplaudes y ayúdale a hacerlo (palmas palmitas, tita tita….).

Lenguaje

Repite cada balbuceo, grito, palabrita que diga. Cuando haga algún sonido, espera y contesta, imita lo que en un futuro será una conversación. Llámale por su nombre en tono cariñoso. Es importante hablarle, sonriere, cantarle constantemente.

Social

Premia los avances de tu bebé con sonrisas, aplausos. Es importante que cuando hablemos con ellos, nos puedan ver la cara para que entiendan que estamos hablando con ellos y que vean nuestros gestos. Haz que se mire en un espejo y repite su nombre y dile lo guapo y precioso que es el bebé que se refleja. Tapa su cara con un trapo y juega al «cucú» con él.

Juega con tu bebé, hazle reír, celebra su risa y disfrutad toda la familia de la alegría de vuestro bebé.

Speak Your Mind

*