Rita, Nacho y Abdou o cómo conocí a la Asociación GUP

Hoy os contaré una historia sobre Albert Ballerini que invirtió parte de su jubilación (420 euros mensuales) para que unos niños de Djikesse, Bignona, (Senegal) dispusieran de una guardería y que sus familias tuvieran una huerta cooperativa de donde obtener cultivos para autoconsumo y vender los excedentes en los mercados locales.

senegal-political-map

La asociación GUP comienza su colaboración con Albert Ballerini en el año 2011, cuando Raquel y Javier, miembros de GUP, deciden visitar la zona, aprovechando el viaje para llevar mas de 100 toallas que Albert necesitaba para el proyecto de la guardería. Desde ese momento GUP comienza su colaboración, apoyando a Albert en su acción misionera.

La ASOCIACIÓN GUP  está adscrita a la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Benimaclet (Valencia), desde hace más de 20 años se dedican al apoyo del comedor social “San José” que se encuentra en el barrio de Benimaclet y que da de comer diariamente a 30 personas, además de apoyo psicológico y otro tipo de ayudas, como higiene y búsqueda de los medios para la mejora de su situación actual. Además han realizado apoyo a diferentes proyectos en países en vías de desarrollo como El Salvador, Sudáfrica, y ahora también Senegal.

Leer más: http://www.asociaciongup.es/sobre-asociacion-gup/

Y cómo conocí a esta Asociación, pues gracias a dos amigos buenísimos y solidarios.

Rita y Nacho son un matrimonio digno de admiración. Nacho operó en Noviembre a un niño senegalés de un tumor en la mandíbula, el niño se llama Abdou y vino a España gracias a la Asociación GUP. Estuvo en Valencia tres meses alojado en casa de la directora de la Asociación, Raquel, una persona encantadora y muy dispuesta a ayudar a quien lo necesite.

abdou-caterina-lavigne

Como Abdou estuvo en España tantos días, se organizaron varios actos, unos benéficos y otros en agradecimiento al equipo médico y humano que estuvo detrás de la operación.

Me cuenta Rita:

Yo no formo parte de la Asociación pero le cogí mucho cariño a Abdou. Para Nacho ha sido una operación importante, un reto. El niño tenía un tumor avanzado en la mandíbula que le impedía abrir la boca, no podía ni meterse una cuchara. Además, la edad del niño no estaba del todo clara y cuando llegó aquí se dieron que posiblemente era más pequeño de lo que se pensaba, por tanto, Nacho no podía extirpar el tumor por dos motivos: 
1. Si se lo quitaba, la cara del niño no crecería bien; como el tumor no era maligno, se decidió esperar.
2. Si le quitaba el tumor, Nacho necesitaba reconstruir mandíbula con un trozo de peroné, pero cogerle ese trozo a un niño en edad de crecimiento supone que su desarrollo se frene.
Así pues, se decidió “limarle” el tumor para que el niño pueda abrir la boca sin dificultad y tendrá que volver a Valencia en dos ocasiones más. En la segunda se le hará algo similar a lo que se le hizo en la primera. Y en la ultima, cuando ya tenga una edad adulta y haya dejado de crecer, posiblemente se haga lo que te he explicado antes.
Te cuento todo esto para que entiendas lo presente que hemos tenido a Abdou en casa; Nacho me contaba la operación y le daba vueltas y vueltas para ver qué era lo mejor. Hemos hablado muchas veces de ese niño. Es más, hasta nos ofrecimos para que se quedara a vivir en casa si hacía falta. Y al final, Abdou, es un pequeño trocito de nuestras vidas. Al cogerle tanto cariño al niño, me interesé por su familia y su aldea y cuando Raquel me contó el proyecto tan bonito quise ayudar un poco. No solo económicamente sino contándoselo a otros para hacerlo conocido y difundirlo más.  Además, me sorprendió mucho la generosidad de Raquel. Hace lo que sea por sacar las cosas adelante y por ayudar a aquella gente. 

Artículo publicado en EL Mundo

Rita y Nacho se interesaron por un proyecto precioso que la Asociación GUP está intentando sacar adelante. El proyecto es el siguiente:

Quieren montar una escuela de Infantil y Primaria en Djikesse, una localidad cerca de Bignona (Senegal), dado que la más cercana a la aldea está demasiado lejos y la mayoría de los niños no pueden recorrer esa distancia todos los días. El complejo escolar constará de 6 aulas y, si consiguen el dinero, realizarán también un comedor. Los terrenos previstos para la escuela se encuentran próximos a la guardería y al huerto de la Cooperativa de mujeres, donde trabajan muchas madres y abuelas de los niños que podrían asistir a las clases.

IMG_8912

Han presentado el proyecto a los premios solidarios de Telva, y de momento están a la espera de la resolución. A pesar de todo, si no les dan el dinero, tienen pensado seguir adelante con ello, aunque no podrán construir las 6 aulas de golpe ni tampoco el comedor. En Pascua, Raquel y su marido viajarán a Senegal para estudiar sobre el terreno las necesidades más importantes y empezar con trámites lo antes posible. Urge un poco comenzar, dado que en el mes de agosto es la época de lluvias y sería bueno tener los cimientos montados antes porque sino el trabajo se pierde.
guarderia-senegal
El 29 de mayo tendrá lugar en el Teatro Olimpia la representación de Mary Poppins y lo que se recaude se destinará a financiar los gastos del proyecto.