Mis primeras escaleras y amor “hijil”

Si, mis primeras escaleras, porque a pesar de ser las suyas, durante el tiempo que mi bizcochete se esforzaba por subir por primera vez esas escaleras marmóreas, mi cuerpo se hizo escalera para intentar fundirme con él en su esfuerzo. De piedra, así me quedé yo, preparada para grabar como al encontrarse con esos blancos peldaños, giraba su carita preciosa, me miraba, lo intentaba, pero daba media vuelta y seguía con su gateo-arrastril.

Pero no, mi chico valiente se puso de rodillas, levantó su culete, se puso de pie , alzó una de sus piernitas y comenzó a subir los escalones mientras que yo no daba crédito a lo que estaba viendo. Si ya sé que ahora lo importante es que gatee correctamente, pero SUS PRIMERAS ESCALERAS!!!.

Es fascinante comprobar como nuestros niños aprenden, no desfallecen ante los nuevos retos. Ya me gustaría tener a mí su fuerza de voluntad, su ánimo, su capacidad de aprender… Cada día puedo aprender algo de mis hijos, de cada uno de ellos, porque aunque mi bizcochete necesita de nuestra dedicación por su discapacidad, mis bizcochete-brothers necesitan de la misma atención, de la misma dedicación. Así que una mamá aprende a dividirse a la vez que se multiplica. Al primero de mis hijos lo amo con locura, cuando nacieron los mellizos en teoría matemática debería amar a cada uno de ellos incluido el mayor, una tercera parte de lo que amaba al primero y cuando nació el cuarto, mi amor “hijil” debería haberse dividido en cuartos, pero NO, las mamás tenemos la capacidad de amar multiplicando, oiga, que tengoe un hijo, pues lo amo con locura, que tengo dos pues el amor crece por dos, tres por tres.. y así sucesivamente…

En fin, que estoy feliz como una perdiz.

IMG_7688

Beneficios del masaje infantil

Child massage is a sweet experience that provide a harmonious growth of the baby. It makes stronger family  ties and have lots of benefits on the child.

El sentido del tacto está presente ya desde los primeros momentos del embarazo. En momento en que nos informan de que estamos embarazadas, instintivamente acariciamos nuestra incipiente tripita intentando ya el primer contacto con nuestro hijo. Nada más nacer, disfrutamos de esos segundos que nos lo colocan sobre el pecho, de ese contacto de su piel aún sin estrenar con la nuestra.

Las caricias mejoran el funcionamiento de los sistemas respiratorio, circulatorio, digestivo, nervioso…. por eso es tan importante el masaje desde los primeros momentos de vida. Podemos aprovechar el momento de salir del baño de nuestro niño,  para poner en práctica los beneficios del masaje con aceite o crema hidratante, dependiendo de la piel de nuestro bebe.

El masaje mejora el funcionamiento del sistema nervioso porque acelera la mielinización del sistema nervios cerebral y favorece la ramificación de las neuronas aumentando sus conexiones. Esto se traduce en que se favorece la capacidad para recibir estímulos y aumenta el umbral de su percepción mejorando también la psicomotricidad del niño.

Los masajes ayudan también a aliviar las molestias por los cólicos y gases, madurando el sistema gastrointestinal.

Si realizamos masajes de entrada (de extremos hacia el centro) se ayuda al retorno de la sangre al corazón y produce efectos tonificantes, y si se realizan de manera contraria (de centro hacia los extremos) se oxigenan las extremidades.

Además de estimular, el masaje también relaja, lo que ayuda a mejorar el sueño y elimina tensiones; en algunos textos, se vincula el estrés y la inseguridad emocional con una disminución de las defensas del organismo, con lo que se suele decir que la acción relajante del masaje ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

¿Cómo, cuándo debemos hacer el masaje a nuestro bebe?

Cada bebé es un mundo y nosotros sabemos mejor que nadie el momento mejor para disfrutar del masaje con nuestro bebé, podrá ser a primera hora de la mañana, después del baño, antes de dormir… evitaremos realizarlo después de comer para no interferir con la digestión.

Nos lavaremos las manos y nos quitaremos anillos y pulseras para que no nos molesten. Buscaremos una habitación donde estemos tranquilos, que sea silenciosa y que podamos atemperarla para que esté calentita. Deberemos buscar el lugar donde estemos más cómodos, sobre un colchón o sentadas sobre el suelo sobre nuestras piernas. Pondremos música, le cantaremos,le hablaremos o disfrutaremos del silencio. Haremos el masaje con movimientos tranquilos y utilizaremos nuestra respiración para marcar los tiempos.

Los primeros meses haremos los masajes como si fueran caricias, a partir de los 6 meses podremos hacer los masajes con un poco más de presión. Conforme los niños vayan creciendo será más difícil mantenerlos tranquilitos por lo que deberemos inventarnos juegos para que colaboren con nosotros.

Terminaremos hoy hablando del masaje que alivia los cólicos del bebé.

Primero, con las manos planas, las deslizamos de arriba abajo una tras otra. Repetiremos seis veces.

Segundo, empujaremos las rodillas sobre el abdomen y las mantendremos así durante 5 segundos.

Tercero, la mano izquierda da vueltas en dirección de las agujas del reloj (vuelta completa) mientras la derecha realiza un semicírculo. Si imagináramos un reloj, las dos manos se llevarían 6 horas. Repetiremos seis veces.

Cuarto, volveremos a empujar las rodillas sobre el abdomen y las mantendremos 5 segundos.

Quinto, balancearemos las piernas desde las caderas suavemente.

Repetiremos esta secuencia tres o cuatro veces, ya veréis como mejora!!

Reflejos primitivos tipo I

Los reflejos primitivos tipo I aparecen aproximadamente a las cuatro semanas de gestación con el inicio del latido del corazón y continúan observándose a las 20 semanas de gestación. Es un periodo de actividad funcional y reintegración. Durante este proceso cada uno de los sistemas en desarrollo va imprimiéndole al organismo diferencias como resultado de dos fuentes de activación, por un lado el patrón de comportamiento endógeno que involucra a todo el sistema con capacidad de respuesta y por otro el patrón de comportamiento exógeno a partir de estímulos que configuran la relación entre el organismo y su medio.

Tipos de reflejos observados durante la etapa fetal.

  1. Contralateral o de huída. Presente desde las 8 semanas de gestación ante el roce peribucal con una de sus extremidades. La respuesta se observa con un sobresalto con flexión contralateral de cabeza y tronco con aducción, elevación y flexión de extremidades.
  2. Ipsilateral de protección o busqueda. Presente desde las 8 semanas ante el roce peribucal con una de sus extremidades. La respuesta se observa con un sobresalto con flexión ipsilateral y semiextensión de cabeza con abducción de extremidades y extensión de los dedos del pie.
  3. Apertura de la boca. Presente desde las 9 semanas. Se observa como desciende la mandíbula activamente.
  4. Presión palmar. Presente desde las 9’5 semanas. Son movimientos de abrir y cerrar la mano.
  5. Extensión del tronco. Presente desde la 9’5 semanas.  La apertura de la boca se acompaña de extensión de tronco.
  6. Extensión cruzada. Presente desde las 14 semanas ante un pinchazo en la región del talón. Se presenta una respuesta de huida de la pierna contralateral al estímulo por flexión, extensión y aducción.
  7. Arqueo. Presente desde las 18’5 semanas. Se observa contracción del cuello con apertura de la boca.

Yoga para niños

Sigo en Facebook a Orientación Andujar y esta semana hablaba sobre los beneficios del yoga con niños con TDAH, lo que me animó a buscar artículos sobre el yoga y el síndrome de down. Y voilá, encontré fotos, vídeos y un sinfín de reportajes sobre los beneficios del yoga para cualquier niño independientemente de la capacidad que tenga.

Me sorprendió gratamente ver que Sol Abad del grupo de los 80′ Objetivo Birmania ( los amigos de mis amigas son mis amigos uuhhh vaya lio…) viajó a India para formarse como instructora de yoga y así fundar Do Ananda Yoga que se define como un espacio de luz donde se promueve la filosofía del bienestar físico, emocional y mental.

. 

foto de Do Ananda Yoga en Down Madrid.

Sol tiene un hermano son Síndrome de Down lo que le ayuda a tener una mayor sensibilidad en el tratamiento con niños con algún tipo de discapacidad.

En el yoga para niños no se busca la perfección en las asanas o posturas ni el alineamiento del cuerpo, se intenta que conecten con ellos mismos. Se imita a los animales o elementos de la naturaleza con posturas que sí son de yoga que les divierten y les ayuda a descubrir las diferentes formas que pueden adoptar con su cuerpo.

image (1)

 pic by www.imageneseducativas.com

Los niños en mayor o menor medida, se distraen con facilidad por lo que necesitan estímulos para mejorar su concentración, debe buscarse su mirada y asegurarse que entienden bien lo que estamos haciendo ayudándonos con gestos si fuera preciso. Para que las clases de yoga las exprimamos al máximo se debe crear un ambiente tranquilo, que les centre en el lugar dónde están, una temperatura y humedad adecuada para estar cómodos, y una luz moderada que ayude a interiorizar lo que se les intenta inculcar. Lo más importante es que disfruten para que quieran volver.

El yoga para niños mejora el estado general de salud (estimula órganos,el sistema digestivo y circulatorio) mejora la flexibilidad, la fuerza y el equilibrio. Sosiega emociones, alivia ansiedad y por ello combate el insomnio y elimina los miedos nocturnos.

Debo reciclarme en mis clases de yoga e intentar practicar con mis bizcochetes. Primer propósito de  2015.

https://www.youtube.com/watch?v=po-usxCfFiU

Integrar reflejos primitivos

Antes de que naciera mi bizcochete sólo conocía de oídas lo que eran los reflejos primitivos y la importancia de integrarlos, ya que de ello depende la maduración neuronal de nuestros hijos.

Estos días he estado leyendo un artículo de Gerardo Alvarado en la Revista de Ciencias Clínicas dedicado a los reflejos primitivos y voy a intentar resumir en varios post, qué son, cuales y de qué manera podemos integrarlos.

¿Qué son los reflejos primitivos? Son respuestas complejas y automáticas controladas desde el tronco encefálicos que se desarrollan en las diferentes etapas del embarazo. Si estos reflejos primitivos se mantienen activos pueden impedir los reflejos posturales posteriores necesarios para que el niño madure.

Estos reflejos se dividen en 3 grupos basándose en el momento en que se observan o son suprimidos, los del Tipo I son respuestas automáticas que ocurren durante la vida intrauterina. Los del Tipo II corresponden a las reacciones primitivas y posturales que aparecen desde las 22 semanas de gestación hasta los primeros cuatro a seis meses del nacimiento. Por último, los del Tipo III se registran durante la infancia temprana, después del sexto mes de nacimiento.

Todos estos reflejos deben aparecer e integrarse, ya que permitirán un aumento de la concentración, atención, disminución de la impulsividad e hiperactividad, aumentará el tono muscular y mejorará el nivel de actividad.

Principios, qué y cómo

Síndrome de down.

¿Qué es el síndrome de down?

El Síndrome de down, fue identificado por primera vez en 1866 por Lagdon Down, de ahí el nombre, el cual describió un grupo de individuos que tenían varias características físicas en común. En 1959 se descubrío geneticamente que estos individuos presentan 47 cromosomas en lugar de 46, como consecuencia de un tercer cromosoma 21.

¿Hay grados de síndrome de down?

No existen grados, más bien son tipos de trisomía, la capacidad intelectual se debe trabajar, al igual que es muy importante pasar por todas las etapas del desarrollo motor. Se definen tres tipos de trisonomía:

Trisomía libre o simple, es el tipo más común, es resultado de un error genético que tiene lugar en una fase muy temprana de la reproducción celular. El par cromosómico 21 del óvulo o espermatozoide no se separa como debiera y alguno de los gametos contiene 24 cromosomas en lugar de 23.

Translocación cromosómica, también puede suceder que durante el proceso de meiosis (mecanismo por el que se producen óvulos y espermatozoides, encargado de reducir la cantidad de material genético a un solo juego de cromosomas por gameto), un cromosoma 21 se rompe y se une de manera anómala a otra pareja cromosómica, generalmente el 14 con lo que esta pareja tiene un cromosoma de más.

Mosaicismo o trisomía en mosaico, ocurre cuando el error en la división cromosómica no aparece en la primera célula, sino que aparece en la segunda o tercera, en consecuencia el embrión se formará por la división simultánea de células normales y de células con el cromosoma 21 de más.

La intensidad de la alteración cerebral no guarda relación con los rasgos distintivos de las personas con síndrome de down, tampoco su salud. Podemos tener niños sanos con síndrome de down (esto es un apunte a los seguros médicos) no obstante, pueden tener patologías asociadas como son:

– Problemas gastrointestinales
– Válvulas de corazón deficientes.
– Problemas de audición
– Alergias
– Hipotonías

A las pocas semanas de nacer a mi bizcochete le hicieron el análisis….. siendo del primer tipo.